Algunos de los platos típicos que se pueden saborear en Montanejos, según temporada, son la olla, la fridura, el potaje, las conservas caseras, las gachas, los embutidos y productos artesanales derivados de la matanza del puerco, los níscalos o robellones y el aceite de oliva.

La cocina típica del municipio se caracteriza por platos sabrosos y energéticos, necesarios para una población que vive en un entorno montañoso. Aunque en la actualidad estas elaboraciones están pasando por el tamiz de los nuevos tiempos, actualizándolas y haciéndolas más atractivas para comensales y paladares más exquisitos.

En cuanto a los dulces y postres, cabe señalar los mantecados, el dulce de membrillo, el panquemao, las magdalenas, las tortas, las monas de Pasqua, el pan de higo, las almendras garrapiñadas, las higas albardás o los rosigones.

Una oferta gastronómica para disfrutarla con los 5 sentidos

Descubre nuestros restaurantes