Resto de los Baños

Cercanos a la Fuente de los Baños, en el margen derecho del río, se pueden ver los vestigios de lo que fueron los antiguos baños árabes.

Se diferencian dos estructuras, por una parte hay un paramento de piedra caliza de forma semicircular, dividida en tres cuerpos y que está adosada a otra construcción de planta cuadrada con dos vanos en uno de sus muros. Se cree que esta construcción fuera posterior por la diferencia de factura constructiva y que, probablemente, se tratase de un molino de agua. Además, se puede contemplar una extensa red de pequeñas acequias que llevan el agua.

Tanto para acceder a los restos como al Paraje Natural de la Fuente de los Baños, se puede realizar un paseo por el camino asfaltado que bordea el cauce del río Mijares. El inicio del sendero se encuentra junto al Balneario.

Marco histórico

El Reino de Valencia, a lo largo de la historia, ha sufrido el paso de varias civilizaciones y todas ellas han dejado su huella sobre el territorio. En este caso, hablamos de la influencia del Islam sobre la cultura. Según cuenta la historia, entre los siglos XII-XIV, las tierras del Alto Mijares dependían del emir Abú- Zayd hasta la llegada del rey Jaime I.

El emir llegó a un pacto con el consquistador, se transformó al cristianismo y le rindió vasallaje. También le hizo entrega de los castillos de Morella, Ares, Culla, Peñíscola, Segorbe y Jérica a cambio de su ayuda para las luchas internas.

Más tarde estas tierras pasarán a manos de Pedro Ximénez de Valterra, como compensación por su intervención en el sofocamiento del levantamiento musulmán contra Abú-Zayd, en las comarcas del Mijares-Palancia. El historiador y cronista , Francisco Diago, cita en su libro Anales del Reino de Valencia(f.362): “… y a la poftre entro en poder de la familia de Valtierra que baxa a efte Reyno, de don Pedro Ximenez de Valtierra que vino a fu conquista y recibió de mano del Rey los castillos de Cafelmontán y Montanejos”.

Estructura de los BañosResto de los baños

La estructura básica de estos baños era similar a los baños romanos:

  1. APODYTERIUM, en este caso BAYT AL-MASLAJ (lugar saludable) era una sala que servía de acceso, tenía una temperatura normal y su función era doble, por una parte a la entrada al recinto servía de vestuario y a la salida como zona de descanso, de charla, de relax, etc.
  2. FRIGIDARIUM o BAYT AL –BARID era una sala fría, de muros gruesos por la necesidad de mantener la temperatura y el vapor. Normalmente solía ser más estrecha que el resto de estancias y tenía una planta tripartita con arcos y columnas.
  3. TEPIDARIUM o BAYT AL WASTAMI era una sala tibia, de planta sencilla, normalmente de una sola habitación, solía ser grande por que era donde más tiempo pasaban los bañistas.
  4. CALDARIUM o BAYT AL-SAJUN, era una sala caliente, donde se tomaban los baños calientes. La estancia no era muy grande por que la permanencia del bañista era corta dada la elevada temperatura.
  5. SISTEMA DE CALEFACCIÓN estaba formado por una caldera que se situaba sobre el horno, realizado de ladrillos refractarios que irradiaban calor al caldarium, y se situaba cerca de esta sala. A través de un arco y un pasadizo abovedado el horno situado bajo el suelo se comunicaba con el hipocausis, sala de un metro de altura con pilastras y bovedillas por donde circulaba el aire. Otro elemento básico e importante era el agua por lo que este tipo de construcciones se ubicaban cerca de pozos, manantiales, fuentes, norias, aljibes o por medio de canalizaciones para ser calentada y llevada  a las distintas salas por tuberías, la evacuación de aguas se hacia mediante un sumidero.

La Iglesia

La iglesia parroquial de Montanejos está dedicada al Apóstol Santiago, patrón de la localidad, y fue construida a finales del siglo XVIII, (1782 -1798) sobre un templo anterior del siglo XVI.

En su crucero la cúpula, sustentada por cuatro pechinas, en las que se representa a los cuatro Evangelistas escribiendo: San Marcos (y junto a su animal simbólico, el león), San Lucas (a quien se representa como pintor de la Virgen), San Juan (junto a su animal simbólico, el águila) y, por último, San Mateo (junto al ángel que le inspira). Todas estas pinturas están realizadas al fresco por Luis Antonio Planes, a finales del siglo XVIII. Siguen el estilo que marca la Academia de Bellas Artes también llamado academicismo , caracterizado por el clasicismo, la moderación, el equilibrio y la norma.

El campanario se encuentra provisto de tres campanas, dos antiguas que datan de 1869, una llamada María del Rosario (nota SI) y otra San Jaime Apóstol (nota RE) y una tercera de 1914 llamada Jesús, María, José (nota MI).

La Ermita

La ermita de la Virgen de los Desamparados está situada en el barrio de La Alquería y data del siglo XVII. En el siglo XVIII sufrió una remodelación que le aportó la imagen actual, destacando su campanario y su pórtico.

Su estructura es de una sola nave, con pequeñas capillas laterales adosadas a los muros. Preside el altar del presbiterio la Virgen de los Desamparados y, a ambos lados, San José y la Inmaculada Concepción.

Cabe destacar la belleza de los azulejos del campanario, que datan de la segunda mitad del siglo XVII y de principios del siglo XVIII. Son baldosas cuadradas de cuarto, con su dibujo completo en cuatro partes. Representa una roseta cuarteada, hojas curvadas, frutos y  una palmeta en el ángulo.

El Castillo

El Castillo de Montanejos se encuentra en una posición estratégica, sobre la cima de un monte situado en el margen izquierdo del río Montán y desde el cual se domina parte de este, del río Mijares, todo el llano que forma su paso por Montanejos, los caminos que bajan desde la zona de Cortes de Arenoso y Zucaina y las actuales poblaciones de Montán y la Alquería.

Este tipo de arquitectura defensiva cumplió un importante papel social, política y cultural durante la dominación musulmana y las luchas entre los reinos de Taifas. Tras los diferentes conflictos bélicos de la época, el castillo perdió su función, y poco a poco, fue abandonado y deteriorado. Este proceso de ruina se vio reforzado, en muchas ocasiones por la reutilización de los materiales de las fortalezas para la construcción de bancales, viviendas y corrales.

Restos arqueológicos

Los restos que se pueden contemplar actualmente, son tres estructuras diferenciadas: dos torres y un aljibe, así como algunos tramos de muralla. 

La Torre Norte es de planta rectangular y presenta fábrica de mampostería irregular con abundante argamasa. La Torre Meridional también es planta rectangular y su pared sur presenta un zócalo de grandes bloques de piedra escuadradas de forma basta, y rematada por un tramo de mampostería irregular. El Aljibe es rectangular con cubierta abovedada, fabricada con piedras unidas con argamasa, en cuya parte superior central se localiza el compluvium.

Descárgate el mapa del Sendero del Castillo y su ficha técnica

El Puente de San José

Este puente de San José fue edificado en 1803 sobre el río Montán, tiene estructura de tres arcos de medio punto y está realizado en piedra. Por su interior circula una pequeña acequia que lleva agua de riego hasta La Alqueria, de ahí su denominación de puente-acueducto.

En la mitad de la construcción se levantan dos hornacinas, a ambos lados, que poseen sendos paneles cerámicos en los que se representan a la Virgen de los Desamparados y San José. En la restauración de 2008, se comprobó que la imagen de la Virgen es un postizo que se alzó en una época posterior a la de su construcción. Este hecho confirma el origen del nombre popular del puente.

El Molino

A orillas del Mijares todavía se pueden observar la ruinas del antiguo molino harinero del siglo XIX. En la actualidad, se están llevando a cabo diferentes obras para su restauración, preservando intacta la estructura externa del edificio.

El molino no era un elemento aislado, se encontraba anexionado a una red de canalizaciones que permitía la correcta distribución del agua del río durante todo el año. Los molinos tradicionales utilizaban para el cobro el sistema de máquila, que consistía en un cobro en especie, el dueño del molino se quedaba con un porcentaje de la harina obtenida en la molienda.

A partir del siglo XIX, aparecieron nuevos molinos en régimen de fábrica, que incorporaban innovaciones tecnológicas y ofrecían un mejor producto. Ya en el siglo XX se instalan las primeras fábricas de harina, que acaparan todo el mercado de cereales, por lo que los molinos tradicionales tuvieron que cerrar sus puertas.

La Torre Árabe

De origen islámico, se encuentra en medio de la población, frente a la iglesia, integrada dentro de la fachada del antiguo Palacio de los Condes de Vallterra. Es un monumento declarado en los registros de Bienes de Interés Cultural del patrimonio valenciano

Es de planta circular y alzado cilíndrico y está construida con cantos rodados de diferentes tamaños provenientes del río. Actualmente está adosada al antiguo palacio de los Condes de Vallterra. Se conservan únicamente los muros maestros exteriores, ya que los interiores fueron derribados.

Este tipo de fortificaciones también denominadas ATALAYAS no eran construcciones aisladas, sino que formaban parte de una eficaz red de edificaciones cuyo fin era controlar una determinada extensión de territorio. A la cabeza de estas redes se situaba un castillo principal, denominado HINS por los musulmanes, construido siempre en un punto de elevada altitud y con orografía compleja.

Dependientes de estos bastiones existían otras fortificaciones secundarias capaces de albergar pequeñas guarniciones, y entre todos ellos, en los puntos más estratégicos, se colocaban las torres vigías, SAJRA, que constituían el último elemento de todo el entramado defensivo.