El Reino de Valencia, a lo largo de la historia, ha sufrido el paso de varias civilizaciones y todas ellas han dejado su huella sobre el territorio. En este caso, hablamos de la influencia del Islam sobre la cultura. Según cuenta la historia, entre los siglos XII-XIV, las tierras del Alto Mijares dependían del emir Abú- Zayd hasta la llegada del rey Jaime I.

El Emir llegó a un pacto con el conquistador, se transformó al cristianismo y le rindió vasallaje. También le hizo entrega de los castillos de Morella, Ares, Culla, Peñíscola, Segorbe y Jérica a cambio de ayuda para las luchas internas.

Más tarde estas tierras pasarán a manos de Pedro Ximénez de Valterra, como compensación por su intervención en el sofocamiento del levantamiento musulmán contra Abú-Zayd, en las comarcas del Mijares-Palancia. El historiador y cronista , Francisco Diago, cita en su libro Anales del Reino de Valencia (f.362):

“… y a la poftre entro en poder de la familia de Valtierra que baxa a efte Reyno, de don Pedro Ximenez de Valtierra que vino a fu conquista y recibió de mano del Rey los castillos de Cafelmontán y Montanejos”